CHARLES BLAKE

Para soñadores que como yo, plasman sus pensamientos sobre un papel en blanco.

domingo, 31 de marzo de 2013

NOCHE ESTRELLADA



" Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad."

 

Jorge Luís Borges.

 Hermosas palabras de uno de mis autores preferidos.
¿Habéis pensado alguna vez cuántas personas merecen ser conocidas en lo que queda de nuestro trayecto? 
¿Cuántas esperan una sonrisa de nuestros labios?
¿Cuántas quieren ser oídas por tí y cuántas quieren oirte?
O quizás... sería correcto decir:
¿Cuántas nos esperan al bajar de cada andén? 

A veces, cuando paseo de noche con mi perrita, pienso que las personas son como las estrellas; algunas lejanas, distantes, a años luz de nuestras vidas... otras en cambio, casi pueden tocarse con los dedos. 
Unas brillan más, iluminan por donde van. Otras parpadean buscando nuestra atención. 
Algunas nos ofrecen su luz con solo oir nuestra voz. Otras se apagan, como vela consumida, a medida que pasamos tiempo a su lado. 
Algunas se asoman altaneras,  como soberbios faros babilónicos en noches de oscuridad. Otras asoman su fulgor casi de repente, inesperadas pero escondidas, entre las brumas y a la sombra de la media luna.
Todas y cada una de ellas, desfilan antes, durante y después de cada estación, de cada tramo de un río azul. Es probable que nuestros ojos tengan la oportunidad de familiarizarse con ellas. Algunas se harán cotidianas, cálidas y bienvenidas. Sin embargo, otras pasarán de largo, como cometas en  una noche de verano. Incluso desearemos que muchas permanezcan durante largo tiempo, vibrando encima de nuestras cabezas. Con otras... caerán lágrimas de cristal cuando dejen de ser admiradas. Algunas, las menos, ni las echaremos de menos cuando dejen de danzar ante nuestras pupilas.
Curioso es entonces de observar, que muchas nos ofrecerán su luz sin pedir nada a cambio y otras desearán que las admires por encima de todas las cosas.
En fin, quizá sea hora de mirar  al firmamento, abrir bien los ojos. Dicen que esta noche hay baile de estrellas...

CHARLES BLAKE

4 comentarios:

  1. Que la luz de pascuas traiga paz y salud,a ti y seres queridos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Hermoso escrito amiguito es cierto algunas estrellas están distantes y otras no pero les une el mismo cielo. Hay que creer en la amistad de las estrellas la vida es tan corta...... No hay que convertirnos en estrellas fugaces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Y yo he bailado con tus letras, Charles.
    Es cierto, soy, y me confirmo, en la mirada dialógica del Otro.
    Y en ese entramado de seres que somos, siendo con otros, la Humanidad
    debiera dar el salto evolutivo, para cambiar a un nivel más elevado.
    (Esto o, la destrucción como especie).
    Pero en este momento, Charles, vuelvo a tu cielo estrellado y me quedo,
    contemplando.

    Un abrazo

    PD - Gracias por todo lo que me dices en mi entrada de las mujeres
    barojianas en la trilogía de Baroja.

    ResponderEliminar
  4. Desde que se inventó el olvido, crece el número de personas que no nos dejaron nada.
    abrazos

    ResponderEliminar