CHARLES BLAKE

Para soñadores que como yo, plasman sus pensamientos sobre un papel en blanco.

sábado, 23 de marzo de 2013

EPITAFIO PARA UN TERRANOVA

George Gordon Byron, sexto Barón de Byron, (Londres, 22 de Enero de 1788 – Messolonghi, Grecia, 19 de Abril de 1824), fue un poeta inglés considerado uno de los escritores más versátiles e importantes del ROMANTICISMO.
Un escritor de magnetismo indudable y polémico hasta cotas insospechadas.
Sin poner en tela de juicio su enorme talento artístico,  fue considerado por muchos como un individuo inconformista, poco convencional y hasta cierto punto irreverente con la sociedad inglesa de la época. De ahí que, siendo poseedor de un ejército de admiradores, podía competir de igual manera con un batallón de enemigos acérrimos que consideraron su vida, pensamientos y actos como poco decorosos.
Se podría escribir todo un volumen sobre la trayectoria vital de Lord Byron, pero en este caso en cuestión destacaré por encima de todo, sus dos grandes amores: la belleza y los animales. Su sensibilidad y afición por ellos, le hizo convivir con animales tan diversos como un zorro, loros, gallinas,una grulla egipcia, perros y hasta un enorme oso; que aunque parezca dificil de creer, llegó a esconderlo dentro de una institución de Cambridge donde estaba prohibida la entrada de animales.
Autor prolífico donde los haya, llegó a escribir unas sinceras palabras en la tumba de su fiel amigo (un precioso perro terranova de nombre Boatswain) que demuestran muy a las claras su peculiar forma de ser:

"Aquí reposan
los restos de una criatura
que fue bella sin vanidad
fuerte sin insolencia,
valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos".


Se cuenta que Boatswain compartió con su amo los años más felices de su existencia hasta que falleció por rabia en 1808. Desconsolado, Lord Byron ordenó construir en los jardines de su propia mansión, uno de los más impresionantes monumentos que un amo haya dedicado a su mascota.
En sus años finales, recogió en testamento el deseo de  que sus restos mortales descansaran en el panteón familiar junto a su perro.

De hecho, llegó a decir la famosa frase de: "Cuánto más conozco a los hombres... más quiero a mi perro".


¡Y cuánto podemos llegar a coincidir algunos en sus pensamientos con solo mirar algunos especímenes de nuestra "raza"!
CHARLES BLAKE 


 

3 comentarios:

  1. Theo, un perro detector de bombas,
    muere de un ataque al corazón tras el fallecimiento de su guía
    Liam Tasker y Theo estaban unidos por una incansable labor en la búsqueda de bombas junto a los demás soldados británicos en Afganistán.
    La pareja había descubierto catorce bombas de fabricación casera y acumulaciones de armas en tan sólo cinco meses, todo un récord para un perro y su guía.
    Tasker falleció en un tiroteo contra los talibanes, y Theo murió poco después.
    Liam Tasker, a sus 26 años, era un soldado británico respetado y querido entre sus compañeros, y había desarrollado un estrecho vínculo con Theo, el can detector de bombas que le acompañaba, una spaniel de 22 meses de edad.
    De hecho, recientemente Tasker había hecho unas declaraciones acerca del cariño que le profesaba a Theo. “Me encanta mi trabajo y trabajar junto con Theo. Él tiene un gran carácter”, dijo en una entrevista en la página web del Ministerio de Defensa británico.
    “No puede esperar para salir y hacer su trabajo y no se detendrá ante nada”, explicaba Tasker sobre su compañero, con el que era parte de la Unidad Militar de Apoyo con Perros con sede en Camp Bastion.
    El pasado martes, ambos participaron en una misión en el distrito de Nahr-e Saraj, en Helmand, un semillero de la insurgencia.
    En el plan, Theo iba a ser el “testaferro”, olfateando cualquier material explosivo oculto, armas y equipo para fabricar bombas. Sin embargo, un tiroteo se desató con los talibanes y Tasker fue muerto a tiros. Según publica Daily Mail, cuando su cuerpo fue trasladado a Camp Bastion, Theo se murió de un ataque al corazón. Fuente: telecinco
    Cuantas historias tan hermosas que conmueven hasta las lágrimas. Me hacen sentirme identificada con mi peludo amigo el cuál solo le falta hablar. Estos relatos me emocionan y te hacen reflexionar. Cuanto amor nos regalan estos seres sin esperar nada a cambio. y que crueles a veces pueden ser algunos seres humanos.La actitud de George Byron es digna de admirar.
    Gracias por tus letras
    Un saludo amigo......Yady

    ResponderEliminar
  2. Excelente acompañamiento a mi relato. Gracias de nuevo, querida Yady por compartirlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola bloguer@: veo que tienes un blog maravilloso, con muy buenos posts.

    Quisiera compartir contigo y tus seguidores más información interesante sobre la raza de perro Terranova y un video de imágenes del Terranova.

    Espero que te guste mi blog de "Perros y Gatos" y dejame un comentario si te apetece.

    Un saludos

    ResponderEliminar